El Cometa ISON vuela muy cerca del Sol

El Cometa ISON tal como se vio por el satélite SOHO el 29 de Noviembre a las 6.30 UT. Creditos: helioviewer.org.

¿Será éste el final de ISON?

¿Ha logrado el Cometa ISON sobrevivir al paso por su perihelio intacto? No, pero aún queda algo. Se habían observado algunos signos de un comportamiento poco saludable en los días anteriores a que realizara su máxima aproximación al Sol. El estar tan cerca del Sol debe haber sido bastante “estresante” y lo que ha quedado (ver la imagen) podría desaparecer a nuestra vista muy pronto. Por ahora, sigamos observando atentos.

25 de Noviembre

Las emisiones de gas desde el cometa ISON caen dramáticamente, aunque el núcleo permanece intacto. Astrónomos trabajando con el telescopio IRAM (España) encontraron un descenso en la producción de Cianuro de Hidrógeno (HCN, una molécula muy común en los cometas) desde el 19 al 25 de Noviembre, en un factor de 20. Entonces, el cometa ha comenzado a desvanecerse de forma espectacular. Una nueva órbita con grandes fuerzas no gravitacionales fue publicado por el Centro de Planetas Menores. Este cambio en los parámetros de la órbita es el resultado de los fuertes efectos de los jets de material gaseoso expulsado sobre el pequeño núcleo del cometa.

El Cometa ISON al amanecer el 25 de Noviembre sobre la isla de Gran Canaria. La foto fue tomada desde el Observatorio del Teide (Instituto de Astrofísica de Canarias). Ver también set de fotos en Flick Creditos: J.C. Casado, iac.es.

27 de Noviembre

ISON comienza a ser brillante de nuevo. Más tarde, el telescopio IRAM detecta una emisión marginal de HCN que viene de una posición esperada del núcleo; en 24 horas el cometa brilla con un factor de 40 en las imágenes tomadas por los satélites STEREO-A y SOHO. Aún así, no se formó cola de iones de nuevo, lo que confirma que la gran contribución al brillo total se debe al polvo. Otra característica visible sólo en este momento era la aparición de una delgada cola en movimiento a lo largo de la órbita del cometa que se identificó como una característica sincrónica. El análisis rápido de Z. Sekanina señaló que grandes granos de polvo de esta estructura se liberaron aproximadamente a una distancia de 20 UA del Sol (donde 1 UA es la distancia de la Tierra al Sol).

28 de Noviembre

Al parecer, la gran producción de polvo durante la explosión de ayer fue el producto de la ruptura final del núcleo restante y casi 10 horas antes del paso por el perihelio, el cometa comenzó a desvanecerse de forma espectacular. Durante sólo 6 horas el cometa se desvaneció en un factor de 40 y su cabeza desapareció. El amplio calentamiento por el Sol causó la evaporación de pequeños granos de polvo, pero algunos residuos de gran tamaño sobrevivieron a la máxima aproximación y aparecieron de nuevo en el otro lado del Sol como una delgada y brillante línea difusa. ¿Sigue ahí un pequeño núcleo? Probablemente sí. Tendremos que esperar y ver, pero las posibilidades de ver un espectacular show en el cielo son muy pequeñas.
Este remanente es visible para los telescopios y está ofreciendo una gran oportunidad a los astrónomos para estudiarlo en detalle. Estas observaciones de seguimiento también pueden ser cruciales para identificar con precisión el tiempo y el tamaño de un evento destructivo que pasó con el núcleo original de este cometa. El remanente sólo es visible desde el hemisferio norte.

Tristemente, el cometa ISON probablemente dejará de ser un “gran” cometa, pero recientemente, otro cometa fue descubierto – C/2013 R1 (Lovejoy). Hace unos días llegó a su mínima distancia a la Tierra y en las semanas siguientes pasará por su perihelio. Ahora ya es visible a simple vista desde sitios oscuros. El cometa debería permanecer visible a simple vista en una magnitud de 5 a través de la segunda quincena de diciembre. Es visible sólo para los observadores del hemisferio norte y en las imágenes muestra una cola de gas de casi 8° de largo.